A menudo, escuchamos hablar de los conceptos B2B (Business-to-business; empresa a empresa) y B2C (Business-to-consumer, empresa a consumidor). Su importancia radica, en parte, en cómo planteamos estrategias de marketing digital de distinta forma cuando dirigimos nuestras acciones publicitarias hacia otro negocio o hacia el consumidor final. Pero ¿cuáles son sus principales diferencias?

B2B vs. B2C, principales diferencias

Si no tienes muchas ganas de leer… Lo resumimos rápido: más allá de lo que hemos comentado antes (B2B orientado a relación empresa-empresa; B2C entre empresa y consumidor), el marketing B2B es más racional que emocional, pues trata de optimizar el proceso de adquisición de productos o servicios (ofrecerá más información, tratará de diferenciarse mediante las características de su producto o servicio, etcétera), mientras que el marketing B2C alude, por regla general, a emociones o sentimientos relacionados para vender sus productos o servicios. Esto también está relacionado con el precio del producto o servicio ofrecido que, por regla general, siempre será más costoso en B2B que en B2C.

¿Cómo se mide el éxito de una campaña de B2B Marketing?

Hay una serie de valores y métricas que nos indican cuándo una campaña B2B está funcionando bien y el ROIM es bueno. Son las siguientes:

  • Número de veces que tu contenido se comparte en social media. Compartir contenido y contar con empresas prescriptoras de tu marca es una buena señal de que estás haciendo bien las cosas.
  • Porcentaje de apertura de tus correos electrónicos: ¿cuántos de tus suscriptores/leads abren los correos o el boletín o las ofertas?
  • Tasa de rebote (bounce rate) y flujo de visitas: ¿cómo se mueven tus usuarios por la página? ¿qué porcentaje abandona la web temprano y dónde lo hacen?

Por último, hay dos baremos a tener especialmente controlados: la conversión de leads, que nos indica qué número de visitas se han convertido en leads con nombre, teléfono y correo electrónico en nuestra base de datos, y qué ingresos (conversión real) está aportando de forma directa (conexión directa) la estrategia digital.

¿Cómo se mide el éxito de una campaña de B2C Marketing?

Por el contrario, cuando hablamos de campañas orientadas a consumidor final, las métricas que vamos a utilizar cambian un poco. Tenemos:

  • Conocimiento de tu marca en el mercado. ¿Quién conoce tu marca? ¿Qué piensan de ella? Esta es la métrica más complicada de medir, no obstante, ya que vas a tener que sacar partido a mil herramientas para acercarte a una estimación real: visitas, búsquedas, menciones, opiniones de Google MyBusiness o similares…
  • Conversión de clientes. ¿Mueves tráfico de calidad que consigues convertir en clientes o, simplemente, llegan visitas y el ratio de conversión es bajísimo?
  • Coste de adquisición. ¿Qué coste tiene cada cliente? Es decir, ¿cuánto tienes que invertir para conseguir nuevos clientes?

Para seguir ampliando información sobre estrategias y ejemplos de estrategias B2B y B2C, te recomiendo que revises este superpost de la agencia Cyberclick con varios casos de éxito sobre estrategias de marketing B2B y B2C. Se trata del contenido más completo e interesante que he encontrado en español sobre el tema y estoy seguro de que te servirá.