¿Quieres ser copywriter freelance en Barcelona o en alguna otra gran ciudad?

Y ahora es cuando te venden un curso de copy, o un servicio chupiguay.

Lo que más rabia da es cuando las escuelas de formación intentan hacerte creer que seguro que tienes horarios ultraflexibles, o que todo va a ser siempre (super) creativo, (super) dinámico y (super) lucrativo. Pues no. No lo es en ningún sector, lo siento. No todo mola siempre.

Yo vengo a escribiros un post a lo «bajona» hoy. Ya lo ves. 😂

Qué cortada de rollo, ¿eh?

Que no, que es (medio) broma. Deja que te cuente.

¿De qué va esto? Yo venía buscando un copywriter freelance en Barcelona para…

Pues mira, esto va de que yo tengo que generar contenido para Internet con equis palabras clave, eso está claro, porque yo, y más importante todavía, mis perros, viven de esta web.

Y, claro, ya se sabe.

Entonces, uno se encuentra a gente que viene buscando información para formarse como copy, otros que quieren saber cómo trabaja este perfil profesional o qué es un copy y, luego, peña que busca un profesional para su proyecto.

De todo hay en la viña del Señor, como decía mi abuelo; Dios, ya se sabe, era muy de vinos.

Con tanto lío, se me ocurrió que un tema majo sobre el que podía escribir un rato era mi día a día como copywriter, así, de un plumazo, solvento dudas a gente interesada en saber qué hace mi perfil laboral, descubren si es lo que están buscando, conocen un poco más de mi filosofía y empiezan a ver cómo podrían llegar a trabajar de esto.

Vale pa’tó.

Además, me he propuesto mentir poco, que lo hace más interesante.

Copywriter freelance en Barcelona - Sección día a día o cotilleo puro y duro

Visión general: un día en mi vida de copy (¡sección cotilleo!)

Yo me levanto entre las 7:00 y las 8:00, que ya me cuesta lo mío, y de 8:00 a 15:00, le doy caña a los proyectos. Ese es mi horario. Por norma, divido las mañanas en franjas de 3 horas por proyecto y acojo un máximo de 10 proyectos simultáneos. Si voy a tope, o te esperas, o te recomiendo a un compañero/a de confianza.

El resto del tiempo,  la horita de 8:00 a 9:00, la dedico a organizar agenda, hacer presupuestos, responder e-mails, etcétera.

Si es lunes, quizá lloro un rato encima del teclado gritando aquella famosa frase de Homer J. Simpson: «¡Yo también quiero ser muchimillonario!«, sollozo, lágrima, sollozo.

Hay varias cosas importantes que tengo en cuenta:

  1. A partir de las 15:00, si no hay nada raro, no se curra más: como tengo esas manías, dedico tiempo a mis perros, quedo con mi gente; vida personal. Evidentemente, soy flexible, y he ido a reuniones de tarde o hecho llamadas, tanto de mañana como de tarde, y modificado días de trabajo, pero la estructura de mi día es la que hay por ahí arriba.
  2. Lo muy urgente, se cobra como muy urgente; aquello que es la excepción no se convierte en la norma; tu trabajo (por mucho que te guste), no es tu vida.

Quizá te queda claro por donde van los tiros, ¿verdad? Mi vida de copy se asemeja mucho a la vida de un administrativo, una cajera o una trabajadora de call-center. Con la desventaja de que, como cualquier autónomo/a, tengo menos seguridad laboral.

Redactor freelance Barcelona - Critica

Jo, tío. Pero ¿qué haces con tu vida? ¡La vida de copy, la vida mejor! (ahora ¡cotilleo y critiqueo!)

Sí, ya sé por dónde vas, pero no. Soy un tipejo creativo, diría, y cobro por eso. Pero no trabajo cinco horas hoy y pasado mañana dieciséis; me he pegado viajes trabajando (para mí, son menos viajes) y puedo aprovechar la flexibilidad (como muchos otros perfiles de currito freelance), pero creo que una estructura es muy necesaria, porque:

  • Das previsibilidad (o sea, seguridad) a tus colaboradores y clientes
  • No caes en el puro caos y, luego, se te pasan los plazos, no puedes quedar con nadie y blablablá

Para mí, poder trabajar como copywriter freelance en Barcelona y vivir solo —con el coste de vida actual y con un horario fijo  y clientes recurrentes— es suficiente.

¿Qué quieres que te diga?

Si te planteas este trabajo como un extra, creo que la redacción profesional cada vez quedará más fuera de tu alcance (y del de muchos). Las marcas, pymes y agencias se han ido dando cuenta de que los portales de compraventa no ofrecen seguridad; subcontratar en otras latitudes implica reducir calidad (aunque solo sea por no localizar los contenidos) e incluso encarecer producto final. Lo que sí te va a pedir todo quisqui es seriedad. Yo tengo mi modo, curro 35 horas semanales, de media, desde 2012; habrá semanas que curre 60, porque así lo decido también. No obstante, desde mi época Vorágine, sabes dónde encontrarme, cuándo y cómo te atenderé.

Trabajar como copywriter freelance en Barcelona - tips

¿Trabajar como copywriter freelance?

Vale. Vamos paso a paso. Un copywriter es un profesional que redacta textos publicitarios o persuasivos para llevar al usuario o lector a la acción; eso sí, normalmente, la acción es vender (¡ah!, capitalismo…), pero no tiene por qué.

Muy, muy resumido:

Un copywriter sabe cómo decir algo a una audiencia con el objetivo de que realice una acción.

Los básicos: ¿qué necesitas para currar?

Como copywriter freelance, en realidad, necesitas muy pocas cosas.

  • Equipo informático,
  • conexión a Internet,
  • alta como trabajador autónomo,
  • gestoría para que te lleve el papeleo (sí, gestoría; que sí; hazme caso…)

A partir de aquí, dentro de mi lista de cosas básicas que no sabía que necesitaba en 2010, agregaría:

Puedes alargar la lista, pero tampoco es cuestión de convertirla en una Biblia para principiantes.

Los no tan básicos del copywriter freelance

No existe formación reglada para trabajar como copywriter. Esto es así. Ahora (ya hace tiempo, en realidad) van saliendo iniciativas de marcas y escuelas de negocios que quieren su sitio en el mercado, pero ¡pf! Sí, ¡pf!

Libros de copywriting

Empieza por coger libros del tema y leer libros del tema. Así, tal cual. Existen buenos libros en español y, sobre todo, en inglés sobre escritura persuasiva y copywriting. 

No hay un camino único

Yo tengo formación como corrector profesional, SEO y escritor (cursos de escritura creativa y novela). Me he leído artículos y contenidos de peña como Ray Edwards, CopyHackers o, en España, Maider Tomasena.

Claro que sí.

Hay que saber valorar a los buenos profesionales y robarles las buenas ideas. Hay algunas cosas en las que estoy de acuerdo y me han funcionado; otras en las que no estoy de acuerdo.

A mí lo de escribir una idea por párrafo, a veces, me funciona y, otra veces, me produce urticaria.

Aquello otro de ir «más allá» de escribir bien, tampoco me convence, porque está genial cultivar la empatía, la curiosidad y la humildad (son tres características muy útiles en cualquier trabajo), pero no por encima de escribir de la hostia. Aquí, no.

El copywriting es la habilidad de transmitir con palabras lo buena que es una marca para que venda sin que se note que está vendiendo. Y eso es chungo.

Y no tardas tres meses en aprender, y no todo quisqui va a poder hacerlo. ¿Y qué importa? Yo tampoco voy a aprender en la vida a arreglar el grifo de la cocina o el motor de mi furgoneta.

Ganar relevancia en copywriting

Cómo ganar relevancia como copywriter freelance

Si estás pensando en currar de copy, déjame echarte un cable y ahorrarte algunos errores, ¿vale?

Primero, esto es un negocio como cualquier otro, ¿capisce? O sea, empieza desde el principio a sacar partido al típico embudo de conversión:

Piensa en el ciclo de vida de tus clientes

  • Usuarios que te visitan deben convertirse en leads (LQL; aunque sean solo suscriptores al principio)
  • Parte de esos suscriptores (LQL) deben pasar a clientes gracias a un proceso de venta
  • Los clientes deben fidelizarse y convertirse en prescriptores de tu marca

Por ahora, lo más cercano que tengo para explicarte esto con detalle son los artículos de inbound marketing y estrategia digital, que no es poco; échales un ojo, si quieres.

No hagas aquello de «en casa del herrero, cuchillo de palo», titi.

Sin visibilidad, tararí que (no) te vi

Tan importante es saber dónde quieres llegar como dónde estás. Por eso, por un lado, asume la visibilidad que tienes como copywriter freelance y empieza a buscar formas rápidas, pero eficientes, de mejorar (directorios de profesionales, redes sociales, LinkedIn…).

El problema de muchos copywriters es que se quedan ahí.

Necesitas una estrategia (SEO; SEM; SMM; e-mail marketing; nurturing de leads) para ganar visibilidad. ¿Cuál?

Qué sé yo. Curra un poco.

Yo te puedo hablar de la mía actual (en JRUIZ, que es bastante inicial tras el cierre de Vorágine en 2020), basada en SEM y SEO como base de la pirámide y, poco a poco, ganar peso con lead nurturing y redes sociales. En mi mente, nunca planteo una estrategia de servicios B2B a gran escala, sino que trabajo en nichos y reduzco la inversión inicial: es lo que me funciona a mí, pero otra gente (Vilma Nuñez, Maider Tomasena, por ejemplo) escogen justo el modelo inverso: en parte, porque se dirigen hacia un modelo B2C, aunque también trabajen para empresas en algún momento.

Sea cual sea, lo importante es que hay que:

Crear contenido relevante para tus clientes y tu sector

¿Por qué escribo mi propio blog profesional? ¿Por qué trabajo keywords como copywriter freelance? Bueno, para muchas cosas, en realidad (reducir la inversión en publicidad on-line gracias al SEO, ganar relevancia en el sector…), pero también por el principio de dar antes de recibir.

Si mis clientes no confían en mí, no son clientes. Para que compren, deben confiar en mí y, sobre todo, para que repitan, se conviertan en prescriptores de mi marca y podamos mantener una estrategia de beneficio mutuo. ¿Lo pillas?

De este modo, crear contenido relevante de copy, me permite:

  • Responder dudas y solventar objeciones de mi público objetivo (audiencia) antes de que me las hagan
  • Conseguir autoridad y delimitar mi perfil profesional: quizá nunca me contrata Ikea, pero sí Leroy Merlín porque encajo con su línea editorial
  • Personalizar y humanizar mi marca: detrás de estas palabras estoy yo, Javier, 35 años ahora, canoso que te cagas, loco de los bichos y la escritura

Y ahora me dirás… ¡Todo eso es lento, tío!

Ganar visibilidad rápido como copy freelance

Vale, te lo compro. Aunque recuerda lo que te he dicho por ahí arriba: trabajamos a corto plazo y a medio-largo plazo con estrategias diferenciadas, ¿vale?

¿Qué puedes hacer para llegar a tus primeros proyectos?

  • Pagar publicidad on-line, lo que no quita currarse unos buenos copies, segmentar bien hacia dónde diriges tu mensaje y un largo etcétera
  • Relacionarte en contextos y eventos de networking (o presenciales postpandémicos) con otros copywriters, leads, marcas…
  • Crear contenido en plataformas afines: guest posts, vídeos, redes sociales, podcasts; hay mil opciones.
  • Trabajar tu perfil de LinkedIn y las redes sociales para conseguir que tu presentación o tus mensajes capten la atención de posibles interesados

Voy ahora a lo que más nos cuesta meternos en la almendra. El proceso es lo más chungo, porque vamos a la buena de Dios (no sé qué me ha dado con dios en este artículo, a saber), pero, aunque suene irónico, una metodología inicial es lo que más rápido podemos integrar. Y nos va a salvar el culo la vida, mucho.

Ciclo de trabajo del copywriter freelance

El ciclo o el proceso de trabajo como copywriter freelance

Te habla alguien que lleva viviendo de escribir desde 2010-2011, aproximadamente. En mi caso, me he tomado dos descansos (uno parcial, entre 2017-2018) para cursar un posgrado y, entre 2020-2021, tras mi divorcio, para dedicarlo íntegramente a otra línea de negocio con Dog’N’Roll (hoy, Tandem Dogs) y, a posteriori, Dog Ventura.

Aun así, cuento con una base de clientes y una metodología que creo que puede servirte y que, a mí, me ha permitido volver a coger las riendas de mi perfil de marketer y copywriter freelance.

#1. Necesitas un porfolio de copywriting

Puede ser on-line como el que te acabo de enlazar ahí arriba, o puede ser en un documento PDF, como yo tengo en mi perfil de LinkedIn y en mi web.

Nadie va a contratarte sin saber de qué eres capaz: se cotillearán tu blog, las páginas de tu web y, sí, si cuentas con un porfolio de proyectos y puedes demostrar qué sabes hacer y en qué eres bueno, mejor. Bueno, ¡qué mejor! Imprescindible. ¡Hazte un porfolio ya, anda!

#2. Formulario de contacto/captación/Typeform

Vale. De qué estoy hablando, ¿no?

Te aparece un señor despistado que quiere algo a 1) precio imposible; 2) antes de ayer; 3) que tú no haces

El formulario de contacto es la leche.

Es más, yo (…¡he-venido-a-hablar-de-mi-libro!, que no 😂) tengo 3 funcionando en paralelo ahora:

¿Por qué?

  • Te ayuda a cribar clientes que no son clientes (aunque ellos crean que sí) o son clientes tóxicos
  • Te permite recoger información útil del proyecto para preparar una propuesta detallada o adaptar tu guion de venta

#3. Aprende a venderte (y saber lo que vales)

Un secreto. Todos creemos que no valemos tanto o que para coger el proyecto guay tenemos que bajar precios.

Te equivocas. (Nos equivocamos.)

Nosotros tenemos que plantear un buen servicio al precio de mercado. Eso es todo.

Si vamos a trabajar por encima del precio medio (o por debajo) de mercado es por:

a) experiencia

b) urgencia

c) especialización u otros

Si vamos a trabajar por debajo del precio medio de mercado, también tiene que haber buenas razones.

Para todo ello, necesitas un guion de venta que recoja:

Cómo puedes ayudar a la marca y por qué eres el indicado para el proyecto

  • Target o público a quien diriges tu servicio;
  • Preguntas típicas que te hacen tus clientes
  • Personalización del servicio mediante feedback
  • Empatía, ¿qué puedes hacer por ellos? (¿lo que te proponen es suficiente para ti?, ¡ay! cuántas veces se nos olvida esto…)
  • Cierre de condiciones iniciales

Con todo lo anterior, nos curramos una buena propuesta…

#4. Haz una buena propuesta para el proyecto de copywriting

Como copywriter freelance, debes tener hojas de presupuestos, documentos de propuesta y calendario del proyecto. Hay gente que lo deja aparte, yo lo incluyo aquí.

Los timings o tiempos de trabajo forman parte de mis propuestas, porque las considera imprescindibles para que el cliente se coordine y yo pueda acoger varios proyectos en paralelo y no me muera de hambre.

La propuesta detallada te ayuda a explicar y justificar el servicio más allá del precio y, a su vez, da sentido al precio que cobras como copy. Aquí, agrego algo importante: para mí, ningún trabajo es igual, así que tampoco se cobra igual, pero tú deberías saber cuánto tardas en hacer cada caso, cuáles son tus fortalezas y debilidades, y qué pide cliente. Si no evalúas todo esto, hostiazo que te das.

#5. La firma de un contrato, condiciones de servicio, presupuesto…

Esta parte suele estar malentendida. La redacción de un contrato, la aceptación de unas condiciones, la firma de un presupuesto… protege a todo el mundo. Si alguien se niega a firmar un contrato o a ingresar una paga y señal tras la aceptación del presupuesto, algo hay ahí. El contrato es algo bueno para ambas partes en un acuerdo, siempre y cuando una de ellas no quiera hacer algo raro o salirse por la tangente. Punto y final.

Además, te recomiendo que estructures una forma de cobrar: por ejemplo, yo con agencias cobro a 30 días y he llegado a aceptar hasta 55 días si me interesa proyecto; con nuevos clientes, cobro el 50 % por adelantado, excepto si la cantidad es inferior a 200 euros, que cobro el 100 % del encargo; con clientes recurrentes… Bueno, ya te haces una idea.

A partir de aquí, empezamos a trabajar como copywriter freelance; yo divido las fases del proyecto del modo siguiente:

#6. Documentación, briefing y primeras pruebas

Establezco una dificultad al proyecto (es decir, no es lo mismo un copy suelto que un eBook, o un eBook que redactar todo el contenido web de dos guías enteras de 40 artículos por guía, ¿verdad?) e inicio la documentación: lectura, fuentes de referencia, feedback de cliente… Todo lo anterior, me permite ver tiempos de trabajo y cómo organizarme el calendario; una vez lo tengo todo claro, creo un documento-guía para el proyecto.

#7. Otros procesos vinculados al copywriting

¡Que se me olvidan cosas!, pero no quiero hacerme pesado tampoco.

  • Establece tu propia forma de trabajar los textos o contenidos: yo realizo documentación, primeras pruebas, feedback de cliente, segundas, feedback y definitivo en proyectos largos. Si se trata de artículos, solo sigo este proceso en las primeras colaboraciones del proyecto y, a continuación, reduzco a un feedback tras la redacción (porque ya suele estar «la cosa» encaminada).
  • Las prisas son una mie***. Deja descansar el texto 24 o 48 horas, revisa con distancia, haz los cambios necesarios. Por lo menos, a mí me funciona esto.
  • La entrega del proyecto tiene muchos matices, así que no voy a enrollarme. Si estás centrado en B2C, yo no enviaría el proyecto en una hoja Word, pero si, sobre todo, trabajas B2B, probablemente tengas que asumir feedback y cambios si no eres el Messi de los copies. En cualquier caso, no entres en bucles interminables de cambios.
  • La facturación, por otra parte, debe ir vinculada al contrato o presupuesto. Déjalo todo claro, pero alguna vez te va a tocar llorar, como a todos/as. No estás solo/a.
  • Convierte a tus clientes en prescriptores de tu marca: cuando hayas acabado un proyecto, pide recomendaciones y empieza a darle caña. Los buenos testimonios aportan social proof. 

¡Eso es todo lo básico (que se me ha ocurrido)! Espero que te sea de utilidad en tu camino como copywriter freelance (sea en Barcelona o en Pernambuco).

Tío, ¡vaya tocho! Yo quería contratar a un copywriter freelance de Barcelona

En ese caso, espero que hayas visto el índice del artículo o hayas hecho scrolling hasta aquí. 🤣

Qué hago como redactor

Si estás buscando un redactor freelance en Barcelona, quizá soy esa persona. Actualmente, estoy trabajando para agencias y marcas en proyectos de copy creativo y creación de contenidos —principalmente, blogs, redes sociales, e-mail marketing y relacionados; también he empezado con alguna cosilla de e-Learning en 2021—; no soy yo mucho de redactar páginas de funnels simples para venta directa, aunque podemos estudiarlo también, igual que cualquier proyecto que quieras proponerme.

Como especializaciones, destaco medios digitales & marketing, bienestar animal y wellness y contenidos socioculturales, aunque he trabajado contenidos para banca, crecimiento personal, deporte, maternidad y paternidad, vivienda y reformas y mucho más.

A grandes rasgos, te recomiendo:

Qué no hago

Pocas cosas no hago: considero que soy un tío simpático, profesional y flexible.

Para empezar, no trabajo gratis (pruebas), sin presupuesto firmado o en ambientes hostiles/poco profesionales (misoginia, clasismo, ambientes que fomentan el burnout). Aparte, hoy día, tampoco trabajo por precio/hora, sino por proyecto: estudio el trabajo y realizo una propuesta detallada a cliente acompañada del presupuesto.

Dicho esto, podemos revisar cualquier idea que tengas: si no puedo ayudarte personalmente (volumen, tipo de proyecto, sector), intentaré buscar a alguien que sí; solo trabajo mediante procesos win-win para todas las partes y creo en el trabajo como algo que nos permite ayudarnos, dar sentido y contribuir.

¿Cuál es tu filosofía como copywriter freelance?

Güeno. Para una pregunta así, creo que el Sobre mí, puede ayudarte. A grandes rasgos, aun así, diría que escribir, para mí, es una necesidad y que la redacción persuasiva y la creación de contenido son la mejor forma que he encontrado, a nivel profesional, para ganarme la vida, y poder compaginarlo con el resto de cosas que me hacen feliz: tener tiempo para los míos, estudiar sobre comportamiento animal, escribir narrativa y ensayo (o intentarlo) y practicar artes marciales.

Tengo un proyecto que…

Pues ya está todo dicho, vamos a Contacto, o utiliza el formulario de Typeform, o llámame, o envíame un WhatsApp.

¡Espero que este artículo te ayude a resolver dudas, quieras trabajar como copy, contratarme (a mí, o a alguien con mi perfil) o solventar dudas concretas! Nos leemos.