El perfil del redactor freelance

Entrevisto a Roger García, uno de los redactores freelance más veteranos de nuestro país para hablar de copywriting y marketing de contenidos.

Pasado, presente y futuro de la redacción analizados por uno de los redactores más veteranos de nuestro país

Si pillas a alguien hablando de redacción o copywriting, quizá el nombre de Roger García no llegue a tu cabeza de inmediato. Si estás metido/a en el ajo, es raro, pero posible. Sin embargo, esa conexión es (casi) instantánea cuando se menciona Redactor Freelance, el portal web y comunidad online de Roger, quien ha inspirado, conectado y ayudado a miles de redactores y empresas de habla hispana. Ahí es nada, ¿verdad?

Roger García (1977), redactor freelance.

Hace unos años, Roger me propuso una entrevista; después, un artículo  sobre cómo construir tu camino como redactor digital en su blog; también me ha hecho llegar proyectos gracias a su fantástico directorio de redactores web y, ahora, quiero devolver la pelota a su tejado con una charla que deseo que sea inspiradora, canalla y divertida. Esperad unas  cuantas preguntas con bastante mala leche. Como toca. Si no, ¿qué gracia tiene? Pero Roger, además de excelente profesional, tiene paciencia y es buena persona, así que me lo perdonará seguro.

Javier: Hola, Roger. Como ya nos conocemos, voy a entrar a cuchillo. ¿Cuándo y por qué decides dar el salto a la redacción como freelance?

Roger: Encantado de que me invites a tu casa, Javier, y felicidades por esta nueva etapa. Y ahora al grano: me hice freelance porque me cansé de dar vueltas en distintos trabajos en los que hacía prácticamente de todo menos escribir. Tras acabar periodismo, estuve en medios locales, editoriales, agencias de comunicación, etc. pero en ninguno de estos sitios me dejaban dedicarme exclusivamente a lo que más me gusta, que es juntar letras. Así que decidí establecerme por mi cuenta como freelance.

J: Sé que trabajas en casa. ¿Qué es lo peor de «currar» donde también se vive? ¿Lo llevas bien tras tantos años? ¿Y tu familia o tu pareja?

R: Yo lo llevo muy bien, lo que más valoro es el ahorro de tiempo en desplazamientos. En mi último trabajo como asalariado en Barcelona tardaba hasta dos horas desde que salía de casa hasta que llegaba a la oficina y lo mismo a la vuelta. Yo trabajo muy a gusto en casa y, por si fuera poco, mi pareja trabaja conmigo llevando todos los temas de administración, facturas, gestión del blog y del Directorio de Redactores, etc. Llevamos más de una década así y no nos va mal. Aunque también aviso que trabajar en casa no es para todo el mundo, sobre todo si eres una persona muy sociable.

J: Aparte de tu pareja, ¿estás solo en esta aventura más allá de los colaboradores/as ocasionales del blog y del portal? ¿Cuáles dirías que son tus grandes apoyos?

R: Aparte de mi pareja, que me descarga de un montón de tareas y me permite dedicarme más tiempo a escribir, mis grandes apoyos son todas las personas que visitan cada día El Blog del Redactor Freelance y me envían mensajes o comentarios agradeciendo los contenidos que comparto, piden consejo, etc. No me siento en absoluto solo: como decía la canción tengo más de 3 millones de amigos, que son toda la gente que ha visitado este blog desde que se creó en 2008 y han aportado de una u otra forma.

J: Leí, en su día, que Hacienda estuvo tocándote la pera, por no decir otra cosa (que esto es un blog serio). ¿Qué regusto deja eso? ¿Nos cuentas un poco? 

R: Hacienda, la Seguridad Social, el Instituto Nacional de Estadística… Creo que no falta ninguna administración competente en el tema de los autónomos que no haya venido a saludarme en uno u otro momento de mi carrera. Esto no es algo exclusivo que me ocurra a mí, creo que le sucede a la mayoría de los autónomos. Estos momentos suponen una molestia porque te hacen perder el tiempo y compruebas que realmente no entienden cómo trabajamos los freelance. Pero al final nunca he sufrido consecuencias porque todo está en regla y cada mes pago religiosamente todo lo que hay que pagar.

J: ¿Cómo ves el sector? ¿Crees que la redacción seguirá creciendo y ganando importancia en el marketing y la publicidad?

R: Yo siempre he dicho que este sector tiene mucho futuro y sigo pensando lo mismo. Internet es principalmente un gran escaparate de contenidos y las empresas que quieran tener visibilidad y darse a conocer necesitan apostar por los contenidos de calidad en sus webs, blogs, redes sociales, etc. La demanda de redactores y copywriters es enorme, no para de crecer y hay sitio para todos los que estamos y para muchos más que entrarán en el futuro… siempre que estemos hablando de ofrecer un verdadero servicio de calidad.

J: Mójate: ¿cuál es el principal escollo que vencer para el redactor digital?

R: Podría decir que los precios bajos, las dificultades para darte a conocer y llegar a los clientes, pero de esto ya se ha hablado mucho en mi blog y en otros sitios del sector. A medio plazo, creo que lo más difícil es dar el salto de calidad necesario para poder vivir de esta profesión dignamente. Tengo muy claro que los contenidos de baja exigencia, como los textos para SEO, descripciones de productos para tiendas online e incluso artículos de blog para posicionamiento pronto los harán algoritmos de escritura automática con los que no podremos competir. El reto es desarrollarse profesionalmente para ofrecer ese tipo de contenidos creativos que una máquina nunca podrá escribir.

J: Otra pregunta comprometida. ¿Qué opinión tienes de los portales de compraventa de artículos?

R: Me parece que parten de una premisa equivocada, que es intentar vender contenidos de bajo coste ganando un buen margen en cada venta para ser competitivos en segmentos en los que dominan los precios bajos (artículos para blog, principalmente). Esto les obliga a pagar muy poco a los redactores y acaba repercutiendo en la calidad de los contenidos ofrecidos así como en la satisfacción de los clientes y redactores. Solo hay que ver las opiniones online sobre la mayoría de estos sitios. Creo que hasta que no paguen mejor y ofrezcan valor añadido, más allá de actuar como intermediarios, estos portales no despegarán realmente. Desde la perspectiva de un redactor, es muchísimo más rentable buscarte tus propios clientes que trabajar a través de estas plataformas. 

J: A medida que se está pidiendo cada vez más contenido específico y de calidad, ¿consideras que los redactores/as deberían especializarse en temáticas concretas o esto, hoy por hoy, es una quimera?

R: La especialización es recomendable pero tampoco hay que excederse hasta caer en lo que yo llamo monocultivo. Está claro que es imposible escribir con profundidad y rigor sobre cualquier tema, yo mismo me he estrellado más de una vez al intentarlo. Todos tenemos nuestras especialidades, campos de conocimiento, etc. y eso nos ayuda a llegar al mercado y diferenciarnos, pero no hay que aferrarse a un monotema o a un solo formato como los artículos para blog. ¡Existe todo un universo de contenidos ahí fuera! 

J: Cotilleo puro, now. Está claro que has dedicado grandes esfuerzos a trabajar el posicionamiento SEO en tus webs. ¿Qué resultados te ha dado? ¿Hay un buen porcentaje de leads [interesados] y clientes que te llegan por búsqueda orgánica?

R: Mi actual estrategia de marca personal y posicionamiento se basa en mi página de servicios profesionales Redactorfreelance.es, que está dirigida a la captación de clientes y El Blog del Redactor Freelance que está enfocado a posicionamiento y networking. Para llegar hasta aquí he dado muchas vueltas, he tenido varias páginas que han sido un fracaso y he aprendido de mis errores. Aunque en el pasado he invertido en publicidad de Google y otros sistemas de promoción, actualmente casi todas las oportunidades me llegan gracias al posicionamiento que he ido logrando con los dos sitios y últimamente cada vez más a través de mi perfil de LinkedIn, que también he trabajado bastante. 

J: ¿A qué otras formas de captación sacas partido? Y pregunta bonus, relacionada: ¿tu cartera de clientes ya es casi fija y te permite no complicarte demasiado en la rotación de clientes o todo lo contrario?

R: Mi cartera está formada por un 80 % de clientes fijos y un 20 % de proyectos puntuales. He llegado a un punto en que la captación de clientes a través de mi página web, mi blog y mis redes sociales funciona tan bien que puedo darme el “lujo” de escoger los encargos que más me interesan o mejor remunerados. Tener una cartera de clientes fija te da más estabilidad, pero también me gusta disponer de cierto margen para implicarme en proyectos puntuales diferentes a lo que hago habitualmente. 

J: Comentabas en una entrevista para Nubelo, ahora Freelancer, que recomiendas a los redactores pasar un tiempo en nómina de empresas del sector. ¿Sigues pensando esto? ¿Por qué? 

R: Es recomendable haber trabajado para otras empresas antes de hacerte freelance. Esto te permite adquirir experiencia, hacer contactos y, sobre todo, entender cómo funciona el sector y qué necesitan tus clientes. En el fondo, estás emprendiendo y debes saber cómo se hacen las cosas. Cuando empecé, a mí me ayudó mucho poder dirigirme a las empresas con las que había trabajado anteriormente para decirles: “Eh, que sepas que ahora soy freelance y puedo seguir ofreciéndote los contenidos que necesites de forma externa”. No es imprescindible, pero creo que ayuda bastante.

J: ¿Qué te arrepientes de haber hecho a nivel profesional?

R: Este año por primera vez he aplicado una subida de precios general a todos mis clientes fijos. ¿Sabéis qué ha pasado? Nada. Todos lo han entendido y, en los pocos casos en que no ha sido así, hemos acabado llegando a un acuerdo satisfactorio para ambas partes. Me arrepiento de no haberlo hecho antes y de no haberme atrevido a hacerme valer en algunos casos, aceptando precios y condiciones que no eran dignos. Todos hemos pasado por eso, es parte del aprendizaje, pero no significa que sea bueno.

J: Cuando te quitas el uniforme de Redactor Freelance, ¿quién es Roger García?

R: De muy joven decía: “cuando me quito las gafas, empieza la juerga”. Ahora que ya estoy en la cuarentena, soy un tipo mucho más tranquilo. Cuando bajo la persiana de mi negocio, me gusta pasar el rato con mi pareja, familia y amigos, leer, ver una buena serie de televisión, pasear, nadar, etc. Y sigo dando vueltas a esa gran novela que un día voy a escribir y que dejará sorprendido a todo el mundo.

J: Por último, tema serio, cuáles son las tres cosas más importantes para dedicarse a la redacción y un consejo (de veterano «old-school») para los que quieran seguir por este camino.

R: Cada maestrillo tiene su librillo, pero mi receta favorita es formación, disciplina y curiosidad. Formación porque sino evolucionas y te reinventas constantemente en esta profesión, te acabas quedando en la cuneta; disciplina porque cuando eres tu propio jefe tienes que trabajar de una forma estructurada para conseguir tus objetivos; y curiosidad porque siempre tienes que estar abierto a incorporar nuevos conocimientos y habilidades. Yo aprendo de todos los clientes y de todos los temas sobre los que escribo y esto me permite ser un mejor redactor y disfrutar cada día de mi trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¡Hola! 👋
Si lo prefieres, puedes escribirme un WhatsApp.
Powered by